El Pecho

Ya que en su momento fueron las posaderas merecedoras de culto,

para muchos fue motivo de carcajadas y alguna sonrisa,

el poema terminaba de esta guisa,

“además de jocoso y sano, es llamarlo no trasero sino ¡vaya culo!”

No puedo por más que lo pienso, que no es justo de hecho

evitar nombrar a lo más bello del sexo opuesto

aunque sienta cierta vergüenza, no sé porque lo siento

cada vez que se nombra o me viene a la mente el pecho

Qué maravilla de creación, ¡vive Dios!

Cuando éste a la mujer creó

sin duda con gran inteligencia se la imaginó

no con uno como el trasero, sino con dos

Pecho, melones, senos o tetas pueden ser su definición

y en distintos tamaños y formas los podemos encontrar.

A veces no se proporcionan con su dueña, como es natural,

es en estos casos cuando la estética ejerce su función

Es la verdadera proporción, lo digo creo con bastante seguridad

ya que no me imagino en absoluto

un pecho y dos culos, sería absurdo,

no tendríamos manos para tanta complejidad

Estaríamos en la cama con una pirámide, y además

¿no se han dado cuenta?, no me lo hagan explicar

que al hombre nos faltaría alguna herramienta adicional

para a la mujer satisfacer. Por lo menos una más

Y para no enrollarme, terminar y que recordarlo sea sencillo

con dos culos seria tanto el tamaño

que tendríamos que cambiar el vocabulario

nombrando a dicha unión canalón, y no canalillo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s